La Península de Paraguná es un área con un gran potencial turístico y muchos atractivos para el disfrute de los temporadistas. Ubicada en el extremo norte del Estado Falcón estas tierras con casi 3500 km² guarda unos cuantos secretos, entre ellos una de las estructuras más peculiares de la zona, donde su visita tendrá garantizada confort y el compartir con la naturaleza que le rodea: La Posada Capubana.

Disfrutar de Paraguná inicia una vez dejamos atrás los Médanos de Coro, por una carretera ligera que bordea el mar la cual nos deleita con su ambiente xerófilo y árido. La via es adornada por grupos de burros y chivos que deambulan libremente, por lo que hay que tener cuidado, y nos ofrece panorámicas del Cerro Santa Ana. Al norte del poblado de Adícora, antes del cabo San Román en un sector llamada Piedras Negras aparece vislumbrante una estructura que nos recuerda a las típicas casas blancas del Mediterráneo, y el cual le da un encanto distinto a esta tierra.

 

Esta particular estructura es la Posada Capubana, diseñada y administrada por sus propios dueños: Octavio y Yineska, quienes desde su construcción han procurado adaptar la posada al entorno que les rodea. Durante su construcción solo se deforestó estrictamente lo necesario y durante su construcción se han utilizado ciertas técnicas y materiales caracterizados por ser elementos culturales típicos de la zona, con lo que han contribuido al rescate de estas estrategias tradicionales de construcción tales como la utilización del Tococoro o cardón seco (una especie de cactus), el cual es utilizado como techumbres externas y parasoles sobre ventanales, puertas y cercas. Igualmente han sido muy estrictos con el tipo de pintura para la posada, con lo cual se han basado en cal en pasta mezclandolos con cola, a esta técnica le llaman "cola arábiga" y como afirma el mismo Octavio: "En Paraguaná siempre se pintó así, como en el Mediterráneo, siempre se pintó así". Esto aporta una variante de beneficios a la posada en temas de iluminación, frescura e identidad.

  

 

Parte de las acciones que ha logrado el Sr. Octavio, al ser cientifico, es la elaboración de campañas de concienciación en la zona, así como proyectos comunitarios en Piedras Negras para evitar invasiones en la costa y otros temas en áreas adyacentes y del Estado Falcón. Igualmente ofrecen guiaturas y charlas informativas en algunos arrecifes cercanos en los que los turistas pueden observar y aprender sobre moluscos, crustáceos, y peces para educar a los huespedes en el tema ecológico.

La posada cuenta con 12 habitaciones bien equipadas con capacidad para 48 personas y ofrecen desayuno.

Entre sus instalaciones podemos encontrar: piscina de agua salada, comedor, snack bar llamado "La Guarida", acuarios, jardínes xerófilos, caminerias por algunos arrecifes, laguna marina artifical, múltiples áreas de estar y áreas verdes, estacionamiento privado.

 

  

Actividades que ofrecen: Sendero de interpretación marino nocturno, visita de arrecifes y áreas de apreciación de flora y fauna, charlas informativas sobre botánica, geología de la zona, tortugas, moluscos y crustáceos.

Lugares de interés cercanos: Cabo San Román (punto  más septentrional del país), practicar Kitesurf en Adícora, Cerro Santa Ana, Punto Fijo, Médanos de Coro, Casco Histórico de Coro, La Vela de Coro.

Para todo visitante Capubana es una experiencia única y particular, ideal para aquellas personas que buscan alejarse de los destinos populares y masivos. Un destino 100% Viaja Verde, ejemplo a seguir para el desarrollo eficiente del turismo sostenible en Venezuela y que pueden visitar junto a nosotros. 

Otra posada miembro del Certificado Ecológico Viaja Verde.

 

 

Para recibir más información y cotizar haga click aquí

o llámenos a los siguientes números: 0212-421-5944/5931/5920