Sigue los mejores consejos para turistas ecológicos y da un respiro a la naturaleza

 No cabe duda de que en los últimos años la evolución sufrida por el conjunto de la sociedad en cuanto a concienciación de la naturaleza ha sido expansiva. De esta forma, cada vez son más los ciudadanos a nivel personal, así como las compañías a nivel empresarial, los que se preocupan de desarrollar sus actividades en consonancia con la naturaleza, buscando un equilibrio real y sostenible entre las necesidades del planeta y el propio desarrollo de la vida humana en la Tierra.

 

En este sentido, la nueva concienciación de diversos sectores sobre el tema ha sido clave para que el deseo por cuidar del medioambiente alcance a mayor número de ciudadanos, muy en concreto en algunos sectores que habían sido, a través de su actividad, especialmente dañinos con lo natural. Este es el caso del turismo, uno de los campos de negocio que con mayor fuerza ha ejercido durante años un desgaste importante sobre la riqueza biológica y el equilibrio medioambiental de muchas zonas, a través de malos hábitos como la construcción de infraestructuras sin control y de otros daños colaterales de su actividad.

 

Para contrarrestar esto, el llamado turismo ecológico potencia nuevas conductas respecto a las maneras de viajar, siempre de forma respetuosa con el medio, especialmente en los lugares que requieren de un cuidado especial por su flora y fauna protegida. De este modo, pequeñas conductas a nivel individual de los propios turistas se convierten en algo clave para conseguir cuidar de lugares otrora desfavorecidos por la propia actividad turística. Unos fines más sencillos de alcanzar gracias a hábitos como:

 

  • Opta por transportes no contaminantes. Siempre que te resulte posible no generes gases ni residuos donde vayas. Para conseguirlo procura encontrar algún lugar de alquiler de bicicletas en tu destino para moverte sin contaminar, y si no es posible, opta siempre por el transporte público desechando el alquiler de vehículos de motor.

  • Prioriza un alojamiento alternativo frente a uno en grandes cadenas hoteleras. Alquilar un apartamento no sólo conseguirá que aumentes la sostenibilidad de la zona a nivel humano al repartir beneficios, sino que ayudará a mandar un mensaje a las grandes constructoras sobre las preferencias de los turistas por espacios más acordes a las necesidades ecológicas de la zona.

  • Recicla. Para favorecer el medioambiente de la zona visitada procura en primer lugar no generar demasiados residuos y basuras, y en segundo lugar, no dejes de informarte sobre la forma y sistema de reciclaje y el funcionamiento de las empresas destinadas a tal fin en tu destino.

  • Modera el consumo de energía. Cuidar de los recursos del planeta es la mejor forma de potenciar su recuperación. Para controlar el gasto energético procura siempre apagar las luces cuando salgas de una estancia, así como los aparatos electrónicos, y prioriza la ducha frente al baño para que el consumo de agua sea mucho menor.

  • Busca información antes de viajar. Saber más sobre las poblaciones autóctonas y su cultura, así como sobre cuáles son los grandes tesoros naturales del lugar a visitar, no sólo te convertirá en un turista concienciado sobre los valores de los habitantes del lugar de destino, sino también con las condiciones ideales de cada hábitat y la forma de protegerlo.

  • Planifica tu viaje con proveedores ecosostenibles. Ayudar a proteger los lugares que se visiten es más fácil siempre que se opte por contratar los servicios de agencias de viajes o de servicios que cuenten con sellos de garantía de ecosostenibilidad. Una forma personal de premiar los buenos comportamientos empresariales con la naturaleza y de conocer mejor las necesidades medioambientales de los lugares objeto de visita.